Jugo de fruta

  • Jayson Stafford
  • 0
  • 835
  • 32

Los jugos de frutas energizan y limpian el cuerpo. Son ricos en azúcares naturales y, por lo tanto, deben ser ingeridos solo en pequeñas cantidades por personas que necesitan limitar su consumo de azúcar..

Consejos para hacer jugo

Primero, es importante tener una centrífuga y una licuadora de alta calidad. Las frutas deben lavarse muy bien para eliminar los pesticidas. Lo ideal es utilizar frutas orgánicas. Además de lavar muy bien, quitar las piezas mohosas, magulladas o dañadas.

La piel de naranja contiene una sustancia tóxica y no debe consumirse. Las cáscaras de prácticamente todas las demás frutas, incluidos el limón y la lima, no deben quitarse. Se deben quitar todos los huesos y partes duras antes de colocar la fruta en la centrífuga. Las semillas se pueden incluir en la preparación de jugos. La única semilla no recomendada es la semilla de manzana que contiene cianuro, una sustancia tóxica..

Jugo de naranja

El consumo de jugo de naranja aumenta la cantidad de sustancias en el organismo que ayudan a proteger contra las enfermedades cardiovasculares. Pero de nada sirve consumir litros de zumo de una vez: lo ideal es mantener un consumo regular de al menos un vaso al día.

Cabe recordar que el zumo de naranja elaborado en la centrífuga es más beneficioso que el producido por el exprimidor, debido a la piel blanca de la fruta, que contiene la mayor parte de su valor nutricional. Este delicioso jugo es rico en vitamina C, complejo B, bioflavonoides, potasio, zinc, fósforo y glucosa natural. Además, es conocido como un potente antioxidante y renovador de la energía celular..

Jugo de piña

El jugo de piña es una fantástica fuente de sales minerales (potasio, sodio, fósforo, magnesio, azufre, calcio y hierro). El jugo es rico en vitaminas (complejo A, B y C). Además, contiene bromelina, una enzima que ayuda a la digestión..

Para hacer jugo de piña, lávelo bien, frotándolo con un cepillo y enjuague con abundante agua corriente. Utilice el centro duro y la cáscara para aprovechar al máximo los nutrientes..

Jugo de limon

El jugo de limón es rico en bioflavonoides y juega un papel importante en la liberación de toxinas en el cuerpo. El alto contenido de cítricos permite que el limón tenga una función de "detergente estomacal", además de tener vitaminas y minerales. Lo ideal es beber medio limón con agua en ayunas todos los días, sin azúcares añadidos.

Jugo de manzana

El jugo de manzana es famoso por su poder rejuvenecedor. Además, el jugo contiene excelentes fuentes de pectina, que forma el gel que elimina las toxinas del cuerpo y, al mismo tiempo, estimula los movimientos intestinales peristálticos y la evacuación. El potasio y el calcio de la manzana ayudan a que los riñones funcionen y controlen los trastornos digestivos. Es bueno comer manzana, y mejor aún es beber jugo de manzana.

Jugo de sandia

La ventaja de hacer zumo de sandía es que podemos disfrutar de su piel (la parte verde y blanca). Es extremadamente nutritivo y contiene vitamina A, potasio y zinc. El jugo de sandía, al ser muy diurético, fortalece el organismo, limpia los canales urogenitales, los riñones y la vejiga..

Las ventajas del jugo se vuelven aún más admirables porque el peeling libera una sustancia que limpia las impurezas del organismo, permitiendo una mayor oxigenación de las células. La pulpa roja y dulce aporta muchos minerales y fibras, además de hidratar el organismo.

Jugo de fresa

El jugo de fresa es una fuente increíble de vitaminas y azúcares naturales que limpian el cuerpo. Es rico en potasio y hierro, que son buenos para fortalecer la sangre. El sodio contenido en el jugo es un excelente tónico para los nervios y mantiene las glándulas sanas..

Beber jugo de fresa es una excelente manera de disfrutar de todos los beneficios de esta fruta. Como el jugo es bastante denso, puede mezclar agua u otro jugo, por ejemplo, uva o piña.

Jugo de pera

El jugo de pera tiene mucha vitamina B1 (tiamina, una parte importante del complejo B), lo que contribuye a la salud del corazón y a un alto nivel de energía. Además, contiene una buena dosis de vitamina C y minerales, como fósforo, potasio y calcio. Incluso más que la manzana, la pera es una excelente fuente de pectina, que ayuda en la digestión y limpieza de toxinas del cuerpo..

Este jugo debe elaborarse en la centrifugadora. Como es denso y dulce, el jugo de la pera se puede diluir con otro, generalmente de manzana..

Jugo de uva

El jugo de uva es rico en potasio, una sal mineral que fortalece las reservas alcalinas del cuerpo, al mismo tiempo que estimula el funcionamiento de los riñones y regula los latidos del corazón. También es una fuente de hierro, que genera hemoglobina en sangre. Estimula la digestión, la acción intestinal, limpia el hígado y elimina el ácido úrico del organismo. Además, calma el sistema nervioso. Si el jugo de uva se vuelve demasiado dulce, agregue un poco de limón.




Nadie ha comentado sobre este artículo todavía.

Recopilación de consejos sobre dieta y estilo de vida saludables
Sitio web de salud, alimentos, cuidado personal, ejercicio, nutrición, pérdida de peso y salud general